Me decepciona leer que el futuro de todo es móvil. Teniendo en cuenta el vertiginoso ritmo de aceleración del desarrollo tecnológico, no me queda más que esperar que el futuro pueda ser algo totalmente diferente. Pero lo móvil ciertamente llama la atención en la actualidad.