El futuro es móvil y disruptivo

Me decepciona leer que el futuro de todo es móvil. Teniendo en cuenta el vertiginoso ritmo de aceleración del desarrollo tecnológico, no me queda más que esperar que el futuro pueda ser algo totalmente diferente. Pero lo móvil ciertamente llama la atención en la actualidad.

El mundo móvil es donde se encuentran los clientes. Al alcance de la mano, siempre encendido, siempre listo para ofrecer una experiencia ininterrumpida al usuario para satisfacer las demandas y expectativas cada vez más complejas. Las personas utilizan dispositivos móviles para cualquier cosa. Como quieren, en su propio dispositivo y en el canal escogido. El mejor amigo del consumidor, plasmado en la frase: Como estaba triste, me compré una cosita en Internet. Ahora me siento mejor.

Capturar el valor de la transformación digital será importante en numerosas industrias y fundamental para la supervivencia en algunas.

El Santo Grial de los agentes de ventas
Un dispositivo de pago seguro le permitirá presentar publicidad directamente a sus clientes actuales y potenciales, de forma inmediata y a tiempo real. Un método mucho más barato que el marketing tradicional y que garantiza que se alcance el objetivo demográfico exacto. Fácil de seguir, de probar y de ajustar. Un mercado en crecimiento (exponencialmente más grande que cuando empezó a leer este texto) que el negocio no puede ignorar, como el reciente Estudio McKinsey “Encontrar su punto ideal digital” señala:

“Capturar el valor de la transformación digital será importante en numerosas industrias y fundamental para la supervivencia en algunas. Las compañías en estos sectores deben reducir su carga de trabajo ya que absorben los cambios en el modelo de negocios que se producen mientras contrarrestan a sus nuevos competidores digitales. Las compañías deberán actuar de forma rápida y decisiva, al simplificar y readaptar su distribución física y al redireccionar su capital liberado para construir sus capacidades de canal digital.”

Hora de actuar
Es hora de actuar si McKinsey coloca a su industria en la lista crítica. En dicho contexto, resulta indispensable poner en práctica una estrategia móvil eficaz. Si es un poco desalentador, debido a la necesidad de alinear tecnologías de información, aspectos jurídicos, conformidad, creatividad, desarrollo del producto, administración, servicio al cliente y recursos telefónicos, entre otros, solo para que el cliente descubra la información, mediante la comparación y orientación hacia el procesamiento directo y el pago seguro.

No obstante la escala del desafío y del coste de implementación, las recompensas son tangibles para aquellos que desean desplazarse con rapidez y adoptar riesgos calculados, para ganar una ventaja competitiva, haciendo de la Conveniencia el futuro de todo.